jueves, 10 de mayo de 2012

Sustentabilidad y política industrial

"Con especial respeto y admiración
a todas las madres de México."

Fidel Herrera

10 de Mayo de 2012

En las discusiones sobre qué rumbo debe tomar la nación y cuáles son las políticas públicas que deberán incorporarse en la nueva agenda gubernamental, coincido plenamente con el candidato a la Presidencia de la República de la Coalición Compromiso por México PRI-Verde, Enrique Peña Nieto, respecto a establecer una política industrial que nos convierta en una economía desarrollada y próspera, pero que a la vez, mantenga un espíritu de responsabilidad social. 

Si bien alcanzar una dinámica de desarrollo y competitividad requiere consolidar una serie de cambios fundamentales, entre ellos las reformas estructurales energética, fiscal, laboral, también es preciso formular políticas que apunten hacia la regulación de la responsabilidad social de las empresas y la generación de incentivos a la producción sustentable. 

Responsabilidad Social Empresarial significa lograr un equilibrio entre la disyuntiva del desarrollo económico y la conservación del medio ambiente. Las empresas deben formar parte activa en la solución de los retos que tenemos como sociedad. Está en su propio interés tener un entorno más estable y próspero. 

Estoy convencido de que el Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018 deberá establecer el diseño de una política industrial con perspectivas de sustentabilidad que consideren como objetivos los siguientes: 

1. La instalación de una institucionalidad que fomente la competencia y combata la colusión, pero que además incorpore en la línea de capacidad de respuesta del Estado la regulación en los temas de responsabilidad social empresarial, sustentabilidad y transparencia de las empresas, de modo que éstas puedan incluir en sus estrategias al medio ambiente; 

2. La ecología industrial, es decir, que los desechos de una industria se conviertan en los insumos de otra, y de esta manera se fomente la cultura del reciclaje. Esto disminuirá de manera significativa la emisión de gases contaminantes y la cantidad de residuos finales.

3. Lograr la eficiencia energética disminuyendo el consumo y desarrollando las alternativas de energía renovable. 

Debemos evitar umbrales críticos, tal como nos lo señala la ONU, cuyos efectos son irreversibles para nuestro planeta y el bienestar humano. La incorporación de una política industrial es urgente en la agenda del próximo gobierno. Es posible alcanzar empresas competitivas y sostenibles, con prácticas responsables y generar una economía baja en consumo de carbono, que permita convertirnos en una nación más competitiva desarrollada y sustentable.

1 comentario:

Despacho Jurídico Coatzacoalcos dijo...

Muy elocuente y enriquecedora esta reseña del cambio que debe realizarse en nuestro estado y en general en nuestro país, en mi opinión, muy humilde lo resumo como una enérgica puesta en marcha de la Macroeconomia y Microeconomia que hemos dejado de lado, es vital y así resaltar, que debemos impulsar los sectores primario, secundario y terciario de nuestro estado y del país claro esta, y así impactar el crecimeinto económico.
Enrique Herrera, Estudiante de Derecho de 4to Sem, por la UVG.